Quantcast IMOW - Recuperar el término medio
Artículos
Temas
Amor
Relaciones en tiempos cambiantes. Vea las historias>>

El Dinero
Las mujeres que trabajan hablan sobre finanzas. Vea las historias>>

Cultura y Conflicto
¿Estamos destinadas a no estar de acuerdo? Vea las historias>>

El Futuro
Visualizar los próximos 30 años. Vea las historias>>

Lo mas destacado
Historias destacadas en películas, arte, música y más. Vea las historias>>

Guerra y diálogo
Hablando desde la guerra. Abogando por la paz. Vea las historias>>

Hombres jóvenes
Nuestra generación: hablan los hombres jóvenes. Vea las historias>>

Maternidad
Las mujeres se sinceran sobre el embarazo, la crianza de los hijos y la elección. Vea las historias>>

Imagen e identidad
Las apariencias no son todo, ¿o sí? Vea las historias>>

Festival de cine online
31 películas de directoras de todo el mundo. Vea las historias>>

Definiendo a una generación
¿Quiénes son las mujeres jóvenes hoy? Vea las historias>>

Lo mejor del concurso
Vinieron, vieron y comentaron. Aquí están los ganadores. Vea las historias>>
Conversación
¿Qué define a su generación de mujeres?
Tema seleccionado



PÁGINA DE INICIO  |   PRUEBA PRINCIPAL     |   ARTÍCULOS     |  CONVERSACIÓN    |  EVENTOS  |  TOMAR MEDIDAS  |  ACERCA DE
Búsqueda:  
  IR  
REGISTRAR  |  INICIAR SESIÓN Cambiar Idioma»    Invite a un amigo »
OPCIONES DE ARTÍCULO
LEER ARTÍCULO EN
IMPRIMER
GUARDAR PARA SU COLECCIÓN
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
AGREGAR SU ARTÍCULO
Tomar Medidas
International Fellowship of Reconciliation
Únase al programa de Mujeres Pacificadoras del Movimiento Internacional de Reconciliación que capacita a mujeres y hombres para que actúen juntos para aliviar el conflicto.
ESTADÍSTICAS:
Las estadísticas de Amnesty International muestran que, desde 1990, aproximadamente entre 700 y 800 personas “desaparecieron” en Cachemira luego de ser arrestadas por la policía o por fuerzas armadas o paramilitares. Las víctimas fueron hombres de todas las edades, incluso menores y ancianos, y de todas las profesiones, incluyendo empresarios, abogados, obreros y muchos maestros.
De acuerdo a una encuesta de 2002 de Pew Research, tanto en los Estados Unidos como en Gran Bretaña, los hombres apoyan más que las mujeres el uso de los tribunales militares.
Recuperar el término medio
Reza Aslan
IránGALERÍACONVERSACIÓN
Cuando dejé Irán siendo un niño, durante la revolución, vi con mis propios ojos el poder que tiene la religión para transformar a toda una sociedad --para bien y para mal.

Crecí en los Estados Unidos y mi padre era muy secular; no crecí yendo a la mezquita o siendo muy expuesto a la espiritualidad. Como suele suceder con los chicos, tienden a hacer cualquier cosa que sus padres no quieren que hagan. Por eso, me empecé a interesar mucho por las cuestiones de la religión y la fe.

Enseñaba Estudios Islámicos y del Medio Oriente en la Universidad de Iowa cuando se me ocurrió la idea de escribir el libro No god but God (“Ningún dios, sino Dios”). De hecho, créase o no, fui el primer profesor de estudios islámicos con dedicación completa en la historia del estado de Iowa. El 10 de septiembre de 2001, probablemente tenía 38 estudiantes en mi clase. El 12 de septiembre de 2001 tenía 289. Y, en ese momento, me di cuenta: “Mmm, probablemente haya un interés bastante difundido en este tema", y eso me llevó a la decisión de escribir un libro sobre el Islam.

Tenía dos públicos diferentes para el libro. Obviamente, el primero era un público estadounidense, uno que sabía muy poco sobre el Islam. El segundo público que esperaba captar eran los musulmanes, particularmente los jóvenes estadounidenses musulmanes. Durante esos días, estábamos atrapados en una batalla propagandística entre las fuerzas del extremismo y fanatismo, por un lado, y las fuerzas de la reforma y la moderación, por el otro. Y yo no quería simplemente escribir un libro sobre esa batalla; quería yo también unirme a ella. Quería presentar un contrapeso intelectual para los jóvenes musulmanes que podían estar sintiéndose desencantados con su religión o sintiéndose poco representados en los medios. Hay muchos de nosotros a los que les resulta difícil reconciliar nuestras tradiciones y valores con nuestras identidades occidentales.

Se dijo que en este libro intento defender el Islam. No sé si el Islam necesita alguna defensa. No es mi punto. Tampoco soy (como otra gente dijo) un crítico del Islam. Lo que estoy tratando de hacer, como estudioso de las religiones y como musulmán, es explicar el Islam.

Tras los eventos del 11 de septiembre y la guerra en Irak, hay voces extremistas de ambos lados que tratan de definir al Islam y hay una vasta mayoría moderada que no está representada. Como musulmanes, tenemos un rol que cumplir en la lucha contra esa discriminación y contra el prejuicio que existe y está tan difundido tanto en Europa y los Estados Unidos como en otras partes del mundo. Pero parte de esa batalla tiene que ver con representar a la (ahora silenciada) mayoría moderada –ante nosotros mismos y ante el mundo exterior.

Esta muestra trata sobre nuestra generación de hombres, y creo que la mayor cuestión que enfrentan actualmente los hombres musulmanes jóvenes es cómo salir apropiadamente en defensa de las mujeres musulmanas. La cuestión de los derechos de la mujer en el Islam no es nueva. No es algo que simplemente apareció luego del 11 de septiembre. Es una cuestión que mujeres y hombres intentan resolver desde hace siglos. Y el problema es que todo ese tiempo las discusiones fueron conducidas principalmente por hombres porque las mujeres fueron más o menos eliminadas del diálogo sobre sus derechos, su status y su rol en la sociedad islámica.

Ahora, en el siglo XXI, las mujeres están hablando por sí mismas, y lo están haciendo tan maravillosa y poderosamente. Las mujeres tomaron en sus propias manos la interpretación del Islam y llegaron a interpretaciones radicalmente innovadoras. Escribieron libros y desafiaron a las autoridades del Islam, dominadas por hombres y a veces misóginas. Los hombres musulmanes que quieren apoyar a las mujeres ahora tienen un papel diferente que cumplir. Ya no es necesariamente nuestro trabajo brindar interpretaciones feministas. En primer lugar, nuestro trabajo es defender esas interpretaciones. Y, en segundo lugar, es nuestro trabajo ayudar a apoyar y promover esas interpretaciones, ya sea brindándoles a las mujeres las herramientas de la exégesis, las herramientas de la interpretación, o, en un sentido muy literal, promoviendo las interpretaciones que ellas ya formaron. En mi libro hablo mucho sobre las estudiosas contemporáneas y las interpretaciones femeninas contemporáneas del Corán y del Islam con la esperanza de que quienes lo lean después vayan a buscar el libro de Amina Wadud, el de Asra Nomani o el de Fatima Mernissi.

Lo que la gente que lea esto puede hacer para combatir la discriminación contra los musulmanes es muy simple: pueden aprender sobre el Islam. Pueden reconocer que el Islam no es una religión del "Otro". Es una parte de la larga historia de religiones y, en particular, de la historia de la tradición bíblico-profética con la que la mayoría de los estadounidenses ya está familiarizada. Pueden reconocer que los musulmanes no son diferentes de la gente de cualquier otra fe, y que la mayoría de ellos simplemente quieren seguir con sus vidas, criar a sus hijos de acuerdo a sus estándares morales y llevarse bien con sus vecinos. No hay verdadera diferencia entre la gente de fe. Quieren más o menos las mismas cosas. Y creo que, para que podamos avanzar, esta concepción de que el Islam es diferente debe ser eliminada. Es una de las verdades simples de la vida que si conoces a gente que es diferente a ti, ya sea de diferente raza, de diferente religión o de diferente color, si los conoces verdaderamente, entonces es muy difícil que tengas prejuicios contra ellos.

La web es en verdad un lugar muy interesante para averiguar sobre la diversidad del Islam porque está todo allí: desde las versiones más puritanas, más violentas y más radicales del Islam hasta las versiones más modernas y secularizadas. Eso hace que la web sea un lugar un poco peligroso porque está llena de desinformación. No obstante, hay gran cantidad de sitios web donde la gente puede ir y averiguar, al menos, qué es el diálogo, qué es el debate. Sugeriría varios sitios. Sugiero: Muslim Wake Up. Sugiero el Consejo Musulmán de Asuntos Públicos (M-PAC, por sus siglas en inglés). Definitivamente, sugiero la Sociedad Estadounidense por el Avance de los Musulmanes (ASMA, por sus siglas en inglés) que se ocupa particularmente de asuntos del liderazgo musulmán, de la cultura joven, de los musulmanes alrededor del mundo. Por una perspectiva más tradicionalista, sugiero buscar el Zaytuna Institute, y al Sheikh Hamza Yousuf, que es un nacido estadounidense converso y un sheikh musulmán que fundó el primer Seminario islámico de los Estados Unidos. También está, por supuesto, el Consejo para las Relaciones entre Estadounidenses e Islámicos (CAIR, por sus siglas en inglés). Y también la ISNA (Sociedad Islámica de Norteamérica) que es un grupo mucho más tradicionalista pero, sin embargo, para mostrar la diversidad de voces que existen, la ISNA es la organización musulmana más grande de los Estados Unidos y la primera en haber sido dirigida por una mujer. Esas son algunas fuentes como para empezar.

En Occidente, existe la impresión de que, de alguna manera, la voz de los extremistas es la voz mayoritaria o de que en el mundo musulmán no se está llevando a cabo una discusión, un diálogo o un debate sobre temas como el terrorismo o el Islam en Occidente. Y nada podría estar más lejos de la verdad; ese diálogo es tan fuerte como se puedan imaginar. Y simplemente los medios masivos no hablan de ello porque, francamente, no es algo tan apasionante, no es sexy, no es algo que venda productos, que es, por supuesto, el propósito de las noticias: vender productos. Estamos en una época en la que hay información disponible sobre cualquier tópico que puedan imaginarse. Simplemente, es cuestión de buscarla.
MARCAR ESTE ARTÍCULO PARA REVISO
Cultura y conflicto
Conversaciones
(25 comentarios)
ÚNASE A LA CONVERSACIÓN
Beth Stover
Francia
Último comentario
The change must come and education is the key. If the men and women of Islam would understand just how important education is and what it would bring to thier country. Knowledge is power and maybe that is what these people are afraid of. I...
Artículos agregados (0)
Agregar
ARTÍCULOS RELACIONADOS (13)

 
M D
Estados Unidos
Esta es una película sobre los tres hombres más libres que...
IR AL ARTÍCULO »
Ali Cherri
Líbano
Se me hace difícil hablar sobre mi experiencia durante la...
IR AL ARTÍCULO »
Anibal Silva
México

IR AL ARTÍCULO »
Uzodinma Iweala
Estados Unidos
I am not bad boy. I am not bad boy. I am soldier and soldier...
IR AL ARTÍCULO »

©Derechos Reservados 2008 International Museum of Women / Política de Privacidad y Descargo de Responsabilidad / Traducido por 101 Translations / Cambiar Idioma
El contenido de esta exhibición no necesariamente representa las opiniones del International Museum of Women, o sus socios o patrocinadores.