Quantcast IMOW - Casamiento arreglado
Artículos
Temas
Amor
Relaciones en tiempos cambiantes. Vea las historias>>

El Dinero
Las mujeres que trabajan hablan sobre finanzas. Vea las historias>>

Cultura y Conflicto
¿Estamos destinadas a no estar de acuerdo? Vea las historias>>

El Futuro
Visualizar los próximos 30 años. Vea las historias>>

Lo mas destacado
Historias destacadas en películas, arte, música y más. Vea las historias>>

Guerra y diálogo
Hablando desde la guerra. Abogando por la paz. Vea las historias>>

Hombres jóvenes
Nuestra generación: hablan los hombres jóvenes. Vea las historias>>

Maternidad
Las mujeres se sinceran sobre el embarazo, la crianza de los hijos y la elección. Vea las historias>>

Imagen e identidad
Las apariencias no son todo, ¿o sí? Vea las historias>>

Festival de cine online
31 películas de directoras de todo el mundo. Vea las historias>>

Definiendo a una generación
¿Quiénes son las mujeres jóvenes hoy? Vea las historias>>

Lo mejor del concurso
Vinieron, vieron y comentaron. Aquí están los ganadores. Vea las historias>>
Conversación
¿Qué define a su generación de mujeres?
Tema seleccionado



PÁGINA DE INICIO  |   PRUEBA PRINCIPAL     |   ARTÍCULOS     |  CONVERSACIÓN    |  EVENTOS  |  TOMAR MEDIDAS  |  ACERCA DE
Búsqueda:  
  IR  
REGISTRAR  |  INICIAR SESIÓN Cambiar Idioma»    Invite a un amigo »
OPCIONES DE ARTÍCULO
LEER ARTÍCULO EN
IMPRIMER
GUARDAR PARA SU COLECCIÓN
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
AGREGAR SU ARTÍCULO
Tomar Medidas
Cambio en el liderazgo de las mujeres jóvenes
Apoye los programas de Desarrollo de liderazgo del YWCA Mundial para niñas y mujeres jóvenes de todo el mundo.
Progresos de las mujeres en la ciencia
Únase a la Association for Women in Science (Asociación para las mujeres en la ciencia)
ESTADÍSTICAS:
Casi el 44 por ciento de las mujeres en India de 15 a 19 años de edad están casadas. En Jamaica, menos del 1 por ciento de mujeres de entre esas edades están casadas.
Las tasas actuales de fertilidad son de 1,57 hijos por mujer en regiones desarrolladas, 3,1 en países menos desarrollados y de 5,47 en los países menos desarrollados del mundo.
Casamiento arreglado
Sadaf Siddique
IndiaGALERÍACONVERSACIÓN
Los domingos, familias hindúes con hijos o hijas en edad de casarse practican un antiguo ritual. Se despiertan antes del amanecer y esperan inquietas la llegada auspiciosa del diario del domingo. Una vez que lo reciben, elevan una pequeña oración antes de ir a las páginas codiciadas de la seccion matrimonial.

Mientras que el arreglar matrimonios es una obsesión tan vieja como el Kamasutra, se han incorporado algunos avatares modernos: los avisos matrimoniales en los periódicos y los sitios de internet son el arsenal de opciones de los padres para asegurar felicidad eterna a sus hijos no casados.

Un domingo holgazán en que mis amigos y yo estábamos fumando y tomando chai, decidimos que teníamos que encontrar una muchacha adecuada para el soltero elegibile de nuestra relación. Mientras recorría la sección matrimonial llena de chicas "rubias, esbeltas, profesionales, caseras y de divoricadas inocentes", espié un aviso de novias musulmanas y encontré uno que curiosamente sonaba como si fuera yo. Cuando le comenté a mi padre por teléfono entre ataques de risa, del otro lado del teléfono se hizo un silencio. Mi padre había realmente listado mi perfil en las páginas Matrimoniales.

Esta no era la primera vez que mis padres sacaban a relucir el tema del casamiento. La presión de casarse comenzó cuando yo era muy joven. Doces meses de vida para ser exactos. Cuando mi padre, que estaba ausente en el momento de mi nacimiento, supo que había tenido una hija, no perdió el tiempo en ofrecer mi mano diminuta en casamiento al hijo de su amigo.

Cuando crecí, mis padres me arrastraban a cenas y bodas en las que me presentaban un surtido misceláneo de solteros elegibles. Más tarde empezaron a preparar mi curriculum y se lo pasaban a cualquiera que estuviera relacionado con una posible pareja. Descubrí la existencia de mi curriculum, hecho por no otro que mi padre, sólo porque comencé a recibir extrañas llamadas de mis relaciones, y a veces de ocasionales extraños, preguntándome acerca de mis calificaciones, de mi complexión, y habilidades culinarias.

Luego de mi graduación, mientras que mis padres empezaron a buscar en serio un pretendiente, yo me fui a realizar una maestría en Bombay y comencé también a trabajar allí. Mi decisión de dejar mi casa estuvo cargada de tensión y culpa. Hubo mucho chantaje emocional, lágrimas y amenazas, pero al final hicimos un trato; podía hacer lo que quisiera siempre y cuando conociera a los hombres que ellos eligieran para mí.

Conocí a una abrumadora colección de hombres. Uno me evaluó mi conocimiento sobre religión, otro me habló con lujo de detalles sobre sus logros académicos; otro proclamó magnánimamente "Permitiré que mi esposa trabaje", un recién llegado de América no pudo dejar de hablar de su BMW y de "Game room". Cuando yo a mi vez les preguntaba sobre Amitav Ghosh, David Lynch o Green Day sólo obtenía miradas en blanco.

También tuve que lidiar con un ping-pong de preguntas de los potenciales familiares políticos. Me escudriñaban de arriba hacia abajo, me medían las proporciones, y me interrogaban sobre mis habilidades idiomáticas (inglés, hindú, urdú), habilidades culinarias (fideos instantáneos Maggi) y mi deferencia hacia los mayores (no existente).
Cuando luego de una de las tantas reuniones, mis padres me mostraron una foto de otro candidato, les dije que era la última vez que iba a acceder a ello. Sin excepciones. Sin embargo, cuando lei su curriculum, me picó la curiosidad. Tenía un título de la IIT (la universidad de ingeniería más importante de India) y un doctorado de una Universidad de Ivy League.

Cuando conocimos a su familia nos recibieron con tanta calidez que pronto olvidé el motivo de mi visita. Tenían un estante repleto de mis autores favoritos (siempre es una buena señal) y pronto nos encontramos hablando sobre cualquier tema, desde política hasta del último éxito de Bollywood. Más tarde, cuando me preguntaron qué buscaba en un marido, ¡me sentí realmente sorprendida por la pregunta! Murmuré algo que me pareció adecuado y se intercambiaron números telefónicos y quedó concretado que él me iba a llamar.

Nuestra primera conversación telefónica duró dos horas. Luego siguieron correos electrónicos y más llamadas telefónicas. Hablamos de nuestros trabajos, de películas, de libros, de vivir en el extranjero, de la universidad, de las elecciones, de las noticias, de todos los temas habidos y por haber. Ni una sola vez mencionamos la palabra "M".

¿Hubo realmente un momento en que me di cuenta que él era el indicado para mí? No creo, pero a su favor tengo que decir que no solamente sabía quién era Amitav Ghosh ¡sino que además conocía a alguien relacionado con él!

Pronto nos conocimos personalmente y decidimos casarnos. Cuando les conté a mis amigas, la mayoría se sorprendió. No podían entender cómo quería casarme de esta forma. Algunas pensaron que había sido alguna "traición de la hermandad". Otras quisieron saber si había cedido a la presión de mis padres. Quizás, pero había estado inmersa en el circuito de casamientos arreglados por bastante tiempo, y esta era la primera vez que realmente contemplé la posibilidad de casarme. Mi primer pensamiento fue: "¿Porqué lo encontraron? ¿Porqué yo no pude hacerlo?". Pero ellos lo hicieron y hubiera sido una tonta de rechazarlo sólo para demostrar mi punto.

¿Funciona entonces el matrimonio arreglado? Ya han pasado casi dos años desde que nos casamos y somos, me atrevo a decirlo, felices. Compartimos el lavar los platos y la ropa, no hago rotis perfectamente redondos y a veces la comida es sólo Maggi, pero lo más importante es que nos tratamos como iguales. Al final, funcionó realmente para mí el casamiento arreglado.

Mis padres se vieron quince minutos antes de casarse, mi marido y yo hablamos por cerca de seis meses antes de casarnos. Mis padres tuvieron que enfrentar más presiones paternales y familiares que yo. Yo tenía la libertad de decir que no, mis padres no tenían el lujo de la elección.

Hoy en día, los casamientos arreglados ya no son sólo arreglados por los padres, tanto los jóvenes como las jóvenes juegan un papel activo en el proceso de buscar a su pareja. En estos "casamientos semi-arreglados" o "amores arreglados", la única cosa de la que tienes que estar segura es que realmente te quieras casar. Entonces todo lo que puedo decir es, sé abierta, puedes tener suerte. Yo la tuve.
MARCAR ESTE ARTÍCULO PARA REVISO
Best of Asia
Conversaciones
(27 comentarios)
ÚNASE A LA CONVERSACIÓN
dlamb
Último comentario
Artículos agregados (1)
Agregar
 
Assabah Khan
   
ARTÍCULOS RELACIONADOS (9)

 
Chen Qiulin
China
Somos la generación que creció con la TV, con...
IR AL ARTÍCULO »
Shen Ling
China
Esta serie de pinturas reflejan la búsqueda de una...
IR AL ARTÍCULO »
Sharmeen Obaid-Chinoy
Pakistán
I was very ambitious and naive when I made...
IR AL ARTÍCULO »
Serena Moy
China
La generación de mujeres anterior a la mía...
IR AL ARTÍCULO »

©Derechos Reservados 2008 International Museum of Women / Política de Privacidad y Descargo de Responsabilidad / Traducido por 101 Translations / Cambiar Idioma
El contenido de esta exhibición no necesariamente representa las opiniones del International Museum of Women, o sus socios o patrocinadores.