Quantcast IMOW - Un viento bravío
Artículos
Temas
Amor
Relaciones en tiempos cambiantes. Vea las historias>>

El Dinero
Las mujeres que trabajan hablan sobre finanzas. Vea las historias>>

Cultura y Conflicto
¿Estamos destinadas a no estar de acuerdo? Vea las historias>>

El Futuro
Visualizar los próximos 30 años. Vea las historias>>

Lo mas destacado
Historias destacadas en películas, arte, música y más. Vea las historias>>

Guerra y diálogo
Hablando desde la guerra. Abogando por la paz. Vea las historias>>

Hombres jóvenes
Nuestra generación: hablan los hombres jóvenes. Vea las historias>>

Maternidad
Las mujeres se sinceran sobre el embarazo, la crianza de los hijos y la elección. Vea las historias>>

Imagen e identidad
Las apariencias no son todo, ¿o sí? Vea las historias>>

Festival de cine online
31 películas de directoras de todo el mundo. Vea las historias>>

Definiendo a una generación
¿Quiénes son las mujeres jóvenes hoy? Vea las historias>>

Lo mejor del concurso
Vinieron, vieron y comentaron. Aquí están los ganadores. Vea las historias>>
Conversación
¿Qué define a su generación de mujeres?
Tema seleccionado



PÁGINA DE INICIO  |   PRUEBA PRINCIPAL     |   ARTÍCULOS     |  CONVERSACIÓN    |  EVENTOS  |  TOMAR MEDIDAS  |  ACERCA DE
Búsqueda:  
  IR  
REGISTRAR  |  INICIAR SESIÓN Cambiar Idioma»    Invite a un amigo »
OPCIONES DE ARTÍCULO
LEER ARTÍCULO EN
IMPRIMER
GUARDAR PARA SU COLECCIÓN
ENVIAR ESTE ARTÍCULO A UN AMIGO
AGREGAR SU ARTÍCULO
Tomar Medidas
¡Únase a las mujeres universitarias de todo el mundo...
…para trabajar apoyando los objetivos de desarrollo del milenio!
Contribuya a educar a las niñas de todo el mundo.
Contribuya a educar a las niñas de todo el mundo.
ESTADÍSTICAS:
Estonia, Ucrania, y Bielorrusia tienen cada uno una tasa anual de 4 divorcios por cada 1.000 personas - comparado con un promedio de 2 por cada 1.000 en partes de Europa Occidental.
En una encuesta reciente, el 23% de los húngaros encuestados señalaron que la forma en que se viste una persona es la mejor manera para atraer la atención de una posible pareja.
Un viento bravío
Lada Karitskaya
RusiaGALERÍACONVERSACIÓN
Cada mañana, ella se mezclaba con las multitudes que asaltaban el ómnibus que arribaba. Era difícil encontrar un empleo en su profesión en su pequeña ciudad, así que ella debía viajar a la capital regional.

El viaje de regreso también era duro; la estrategia ganadora era escabullirse hacia el ómnibus escudada por la ancha espalda de alguien más. Si por alguna razón eso no funcionaba, ella siempre podía sacar su mano que sostenía el maletín y dejar que la multitud la absorbiera dentro del cálido útero del ómnibus. La única parte complicada era no perder el maletín. Ahora mismo viajar parecía una pesadilla. Ella tenía una semana de vacaciones frente a ella, y no le importaba que no fueran pagas. El golpeteo de las ruedas del tren, usualmente chirriante, sonaba para ella como un himno a una nueva vida. Ella estaba viajando no para relajarse, no para hacer compras, no para adorar santuarios culturales. Su viaje era un intento de cambiar su destino. Un intento de dejar de vender su cerebro por unas pocas monedas. Un intento de dejar atrás una ciudad cuyas calles oscuras y ventosas estaban llenas de personas infelices que no sabían como sonreír, un lugar donde uno no podía planear más allá de mañana, donde la vida estaba llena de incertidumbre y temor. En esa ciudad sus pares nunca soñaban con tener hijos porque no podían imaginar cómo serian capaces de proveer para ellos. Entonces ellos no los querían. ¿Qué era lo que querían? Sexo rápido disfrutado estrictamente dentro de los límites de la amistad fácil, libre de cualquier obligación.

Jeff H., un prometedor analista financiero del soleado estado de Oklahoma, deseaba tener hijos. Él quería que fuesen bilingües. Él asumía que su ruso era bastante bueno ya que había trabajado durante tres años en San Petersburgo. En su primera carta él escribió sobre su amor por la ciudad y su deseo de casarse con una mujer rusa.

"Se parece a Chip y Dale al mismo tiempo," ella pensó cuando examinaba su fotografía. Aparte de su raro amor por Rusia, Jeff le parecía a ella un típico americano, pragmático y ejecutivo. Esta impresión chocaba con el pasatiempo expresado. "Me encanta la aventura," escribió él. "Me encanta la gente nueva, los países nuevos. Me encanta descubrir cosas nuevas ya que me aburro fácilmente."

"Parece que estoy a punto de convertirme en su nueva aventura . . ." Ellos habían acordado encontrarse en la entrada de la estación de metro Nevsky Prospekt.

Las manos del reloj se arrastraban constantemente hacia las cinco. Las multitudes apuradas fluían indiferentemente alrededor de un hombre parado junto al metro vistiendo un abrigo gris, que parecía demasiado claro para el invierno de San Petersburgo. El hombre miraba su reloj continuamente. Se fue cuando la luz del atardecer se escurría en el Río Neva y el pincel rosa del ocaso tocaba el cielo verde invernal. Varios días después él encontró el correo electrónico de ella en su casilla de entrada.

"Gracias por haber venido. Cuando estaba viajando hacia San Petersburgo, pensé que solo unos pocos pasos me separaban de un futuro feliz. Perdóname, pero no me animé a acercarme a ti. Vi tus ojos y me parecieron que estaban buscando a alguien extraordinario. ¡No hay nada excepcional en mí! La fotografía que te envié luce mejor que como luzco en persona, sucede a veces. En la fotografía luzco como una chica rusa, tierna y tímida, cuyos ojos encierran un sueño de una vida tranquila con un hogar confortable, hijos maravillosos y un sólido marido que puede cuidar a su familia. Estoy segura que estás cansado de las sonrisas triunfantes de las mujeres americanas, que son demasiado fuertes para necesitar a alguien. Yo podría convertirme en tu esposa. Pero para eso yo tendría que enterrar mi verdadero ser. Me pareció que estabas buscando a alguien tímido y dependiente. Puedo haber parecido tímida y dependiente en mis cartas a ti, pero soy fuerte. Temí no poder cumplir el ideal occidental de la mujer rusa, paciente, agradable. Temí que yo no te gustase. No quiero engañarte desde el principio. Si, estoy cansada de esta vida aburrida, gris y quiero confort, calidez, una familia. Pero el matrimonio sin amor es imposible para mí. Mi sentido de la ética me prohíben abandonar mi libertad en cambio de tu patrocinio. Cuando te vi, parecías tan solitario, como si hubieses perdido la esperanza para siempre. Dulce tristeza envenenó mi dicha entonces. Fue como un sueño que no se volvió realidad. Fue como el viento que no se puede sosegar."

Por el resto del día, ella deambuló sin meta para un y otro lado del Nevsky Prospekt, tratando de no pensar en el hombre en el abrigo gris esperándola en vano en la entrada del metro. El aire sonaba a libertad y abandono.

"Algún escritor de moda una vez dijo que San Petersburgo puede solo ser amada. No hay nada para hacer aquí excepto amar. Entonces yo amaré. Amaré todas sus apariencias: la ciudad lluviosa y ventosa del invierno, la ciudad polvorienta y húmeda del verano. Al menos este amor será recíproco."

Las llamas blancas de un día de enero son extinguidas por la tinta negra de la noche. La luna tardía cuelga en el cielo pálido como una rueda de queso mohoso. Su luz atraviesa la ventana y llena la habitación. El silencio, cautivo entre las cuatro paredes, parece siniestro y misterioso.

La mujer dormida. Ella sueña en una ciudad lavada por la lluvia primaveral, del asfalto vuelto azul con charcos, de constelaciones de calles despertadas por la cháchara de las aves. Los rayos del sol están bailando sobre las hojas de verde feroz y las deslumbrantes cúpulas doradas de San Isaac. Ella sonríe en su sueño.

"Es tiempo que aprendamos a vivir en el ahora. Tiempo de confiar que mañana va a llegar sin falla, y entonces todo va a comenzar de nuevo."
MARCAR ESTE ARTÍCULO PARA REVISO
Best of Europe
Conversaciones
(292 comentarios)
ÚNASE A LA CONVERSACIÓN
tarkan kızıklı
Turquía
Último comentario
My favorite is Nefin Dinc with 'I named her Angel'

helal...gerçekten güzel olmuş..gözlerine sağlık...
Artículos agregados (0)
Agregar
ARTÍCULOS RELACIONADOS (8)

 
Bettina Salomon
Austria
Tenemos muchas más elecciones y posibilidades que...
IR AL ARTÍCULO »
Lucia Nimcova
Eslovaquia
Mis fotos documentan asuntos muy importantes de la vida de...
IR AL ARTÍCULO »
Justyna Mielnikiewicz– Eve Photographers
Polonia
En una época, Georgia fue la más...
IR AL ARTÍCULO »
Andrea Huber
Austria
Hace cuatro años, cuando tenía veintiuno,...
IR AL ARTÍCULO »

©Derechos Reservados 2008 International Museum of Women / Política de Privacidad y Descargo de Responsabilidad / Traducido por 101 Translations / Cambiar Idioma
El contenido de esta exhibición no necesariamente representa las opiniones del International Museum of Women, o sus socios o patrocinadores.