Quantcast IMOW - El mundo de Wanda
Artículos
Temas
Amor
Relaciones en tiempos cambiantes. Vea las historias>>

El Dinero
Las mujeres que trabajan hablan sobre finanzas. Vea las historias>>

Cultura y Conflicto
¿Estamos destinadas a no estar de acuerdo? Vea las historias>>

El Futuro
Visualizar los próximos 30 años. Vea las historias>>

Lo mas destacado
Historias destacadas en películas, arte, música y más. Vea las historias>>

Guerra y diálogo
Hablando desde la guerra. Abogando por la paz. Vea las historias>>

Hombres jóvenes
Nuestra generación: hablan los hombres jóvenes. Vea las historias>>

Maternidad
Las mujeres se sinceran sobre el embarazo, la crianza de los hijos y la elección. Vea las historias>>

Imagen e identidad
Las apariencias no son todo, ¿o sí? Vea las historias>>

Festival de cine online
31 películas de directoras de todo el mundo. Vea las historias>>

Definiendo a una generación
¿Quiénes son las mujeres jóvenes hoy? Vea las historias>>

Lo mejor del concurso
Vinieron, vieron y comentaron. Aquí están los ganadores. Vea las historias>>
Conversación
¿Qué define a su generación de mujeres?
Tema seleccionado



PÁGINA DE INICIO  |   PRUEBA PRINCIPAL     |   ARTÍCULOS     |  CONVERSACIÓN    |  EVENTOS  |  TOMAR MEDIDAS  |  ACERCA DE
Búsqueda:  
  IR  
REGISTRAR  |  INICIAR SESIÓN Cambiar Idioma»    Invite a un amigo »
El mundo de Wanda
Tanya Ruckstuhl-Valenti
Estados UnidosGALERÍACONVERSACIÓN
Wanda tenía una pequeña tienda en la que vendía prendas caras de mujer que podrían describirse como una...
Corte bajo, tops con bustier y volados, faldas acampanadas de seda teñida con espirales verdes y azules, eso era su vida. Las flores tropicales no tenían nada en el sentido de belleza de Wanda. Lazos, botones y moños, indiscriminadamente puestos, agrupados y cosidos juntos como en una fiesta de una princesita que enloqueció.
Como su ropa sin esfuerzo comunicaba, Wanda estaba loca de remate.
Yo la amaba, a ella y a la ropa. Por entonces, yo no podía ni siquiera calificar como hippie, aunque usaba Birkenstocks y minifaldas teñidas accidentalmente de color ladrillo con sostenes deportivos encima.
¡No sabía que la gente podía gastar cientos de dólares en una falda! ¡No sabía que las sesentonas salían con treintañeros! No sabía que me podía poner algo y sentirme una persona diferente. Usaba su ropa e iba a trabajar, rebotando bajo la nube de demasiado color y seda. Me sentía poderosa, individual, adulta y femenina.
Vea Artículo Completo »
ARTÍCULOS RELACIONADOS (21)

 
Dulce Pinzón
México
The Real Story of Superheroes ("La historia real de los...
IR AL ARTÍCULO »
Kimberly Alvarenga -Women of Color Resource Center
Estados Unidos
This film challenges viewers to think, ‘What's so...
IR AL ARTÍCULO »
Nana K. Twumasi
Estados Unidos
Los tacones altos son incómodos. Lo sé porque...
IR AL ARTÍCULO »
Amor Ivett Muñoz Maldonado
México
Los autorretratos son un elemento constante de mi trabajo....
IR AL ARTÍCULO »

©Derechos Reservados 2008 International Museum of Women / Política de Privacidad y Descargo de Responsabilidad / Traducido por 101 Translations / Cambiar Idioma
El contenido de esta exhibición no necesariamente representa las opiniones del International Museum of Women, o sus socios o patrocinadores.